Tag Archive | "seguridad"

Cómo evitar lesiones en el trabajo


Ante todo problema de salud, la respuesta más efectiva es la prevención. A continuación, os enumeramos una serie de comportamientos, objetos y acciones que nos ayudarán a evitar lesiones en el trabajo.

-Si pasamos mucho tiempo sentados delante de un ordenador o escritorio, tenemos que cuidar tanto la postura como el equipo que nos rodea. Para evitar problemas de espalda, lo mejor es hacer reposar el cuerpo de forma uniforme sobre el respaldo y el asiento. La parte inferior de la espalda debe estar totalmente apoyada en el respaldo, sin inclinarnos hacia delante. El propio respaldo debe estar doblado hacia atrás, formando un ángulo de entre 90 y 120 grados con el propio asiento.

-Las propias sillas deben tener una serie de requisitos. Es importante que nuestro asiento tenga control de altura, amortiguador de peso y ruedas frenadas. Además, es muy importante que disponga de reposabrazos, pero deben usarse en las pausas en el trabajo: nunca para apoyar el brazo mientras se teclea.

-El ratón y el teclado deben estar en idéntico plano y a la misma altura.

-Si nuestro trabajo implica teclear, las manos son de capital importancia. La mano debe estar recta mientras escribimos (sin apoyarla en la mesa), y podemos utilizar un reposamuñecas para lograr esta posición, manteniendo las manos descansadas: evitaremos lesiones de muñeca por sobrecarga.

-Para utilizar adecuadamente el ratón, debemos apoyar sobre él la totalidad de la palma, sin girar ni torcer la muñeca al usarlo.

-Usar un teclado ergonómico puede librarnos de problemas como cansancio en el brazo, punzadas y dolor en la mano o molestias en el codo.

-El monitor del ordenador debe estar situado a menos altura que nuestros ojos y a entre 45 y 70 centímetros de nuestro rostro. Esto nos permitirá evitar lesiones de cuello y una serie de molestias de la vista, como ojos llorosos o enrojecidos.

-A la hora de levantar cargas, es importante empujar ligeramente la carga con las manos para evaluarla. También nos aseguraremos de que el material esté bien empacado: si se mueve mientras lo sostenemos puede ocasionar accidentes. A la hora de levantar peso, utilizaremos movimientos lentos y contínuos para no esforzar en exceso a los músculos de la espalda; evitaremos girar el cuerpo mientras levantamos y mantendremos la carga cerca del cuerpo. Si tenemos que transportar un peso, lo mejor es reposar la carga en el espacio entre la cintura y el hombro.

Posted in TrabajoComments (0)

Casa segura, vacaciones tranquilas.


Las vacaciones son la época que deseamos durante todo el año para poder descansar y desconectar de la rutina diaria y aprovechar para hacer todo lo que no podemos durante el resto del año.

Es el momento de dejar en casa los agobios, las prisas y las preocupaciones y llevar sólo la maleta y la cámara de fotos.

Una buena forma de dejar las preocupaciones en casa es tomar unas pocas precauciones para que a la vuelta de nuestras vacaciones la encontremos en las mismas condiciones que estaba cuando nos fuimos.

Si seguimos los próximos 9 puntos nos va a ayudar a ello:

1. Aparatos eléctricos.

Si desenchufamos los aparatos eléctricos que no sea imprescindible dejar conectados a la red eléctrica, reduciremos el riesgo de cortocircuito con el riesgo de incendio que conlleva.

Otra ventaja de desconectarlos es que se va a reducir el consumo fantasma de los aparatos mientras están enchufados aunque estén apagados.

Nos servirá también para protegerlos en caso de que se produzca una subida de tensión en la red eléctrica, evitando que los transforme en chatarra y tengamos que cambiarlos.

2. Cortar el suministro de gas y agua.

Al cortar el suministro de agua, y gas en el caso de tenerlo instalado, vamos a evitar el riesgo de inundación en la casa o peor aún, se produzca una acumulación de gas que pueda dar lugar a una explosión.

Nos servirá también para ahorrar en caso de que hayamos dejado algún grifo mal cerrado.

3. Instalar un servicio de alarma.

Instalar un servicio de alarma en nuestra casa servirá para disuadir a los visitantes indeseados. Si es posible, la alara pude conectarse con una central de seguridad que se encargará de avisar a la policía, lo que nos dará un punto más de tranquilidad.

Si aún así, la alarma no es suficiente, un circuito de videovigilancia puede complementarse con la alarma y puede llegar a servir para identificar a quiénes entren en casa.

Si no podemos costearnos un sistema de alarma, siempre podemos despistar a los ladrones colocando carteles de alarma, y maquetas de cámaras de vigilancia y sensores de alarma.

4. No hablar de los objetos valiosos que poseemos y evitar dejarlos en casa.

El dicho popular “las paredes oyen” tiene aquí todo sentido. Dar a conocer nuestras pertenencias tales como joyas, últimos equipos electrónicos, obras de arte… va a servir para despertar el interés de los ladrones. Cuantas menos pistas demos de qué tenemos, más seguras estarán nuestras posesiones.

Una buena forma de poner nuestras posesiones más valiosas a salvo, es recurrir a cajas fuertes o cajas de seguridad en un banco.

5. Dejar cerradas y reforzadas todas las posibles entradas a la casa.

Cada puerta, ventana, o incluso si tenemos chimenea, es un punto de entrada para los ladrones.

Antes de marcharnos hemos de dejarlos bien cerradas y aseguradas, dificultando al máximo posible el que puedan abrirse desde el exterior y dejar vía libre hacia el interior de la casa.

6. No hacer comentarios en público.

Por muchas ganas que tengamos de irnos de vacaciones o de hacer el viaje que llevamos esperando todo el año, debemos evitar comentar las fechas de partida y llegada, ni dar datos en ningún lugar público que puedan ser utilizados en nuestra contra.

Tendremos especial cuidado también de comunicarlo en las redes sociales, deberemos superar la tentación de actualizar nuestrs perfiles en las redes sociales con imágenes de las vacaciones en el mismo momento que las tomamos. Los ladrones se adaptan a los nuevos tiempos y monitorizan las redes sociales para elegir a sus víctimas.

Volviendo a lo tradicional, tampoco dejaremos un mensaje en el contestador automático diciendo que estamos fuera de casa durante unos días.

7. Simular que sigue habiendo gente en casa.

Utilizar programadores para encender luces, pedir a un vecino que suba y baje persianas, recoja el correo y publicidad del buzón. Dejar algo encima de la mesa o sofá para que parezca que sigue habiendo alguien en casa, desviar las llamadas para que alguien conteste siempre… son sencillos recursos para dar la sensación de que la casa no está totalmente vacía.

8. Mantenimiento del exterior.

Mantener limpias las zonas de acceso de hojas, suciedad… o mantener los setos del jardín podados, no amontonar muebles y trastos no transmiten la sensación de que la casa esté vacía. Además no podrán servir de escondite a los ladrones.

9. Limpieza

No dejaremos alimentos perecederos o productos en condiciones en las que puedan echarse a perder. Así al llevar a casa, evitaremos la desagradable sorpresa de encontrar la casa tomada por malos olores o infestada de insectos atraídos por esos alimentos o productos echados a perder.

Posted in VariosComments (0)

Navega seguro desde tu dispositivo móvil


Con la masificación de los teléfonos móviles, fue necesaria la introducción de nuevas funciones que hicieran destacar los modelos sobre los de la competencia.

Poco a poco llegaron el aviso por vibración, el color aterrizó en las pantallas, se eliminó la antena exterior, el Bluetooth hizo posible la conexión a otros dispositivos…  y ahora, con la posibilidad de conectarnos a Internet a través del móvil ha cambiado no sólo el diseño o las características técnicas de los dispositivos, sino también la forma en que lo utilizamos, nos comunicamos e incluso compramos, incluso el nombre, pues ahora al móvil se le llama smartphone.

Para hacernos una idea del estado actual del volumen de datos y negocio de Internet móvil, podemos echar un vistazo a este estudio de Cisco, según el cual, entre 2010 y 2015 el consumo de Internet en dispositivos móviles (smartphones y tablets), crecerá un 92% anual en el caso de los smartphones. Si hablamos de las tablets, la cifra, hay que agarrarse, podría ser 206 veces mayor de la actual.

Está previsto que exista una conexión móvil por cada habitante del planeta en apenas 5 años, con lo que, si los calculos no fallan estaríamos hablando de 7.200 millones de dispositivos móviles conectados.

En 2015 habrá un dispositivo móvil conectado por cada habitante del planeta.

Ante tal avalancha y debido a que aún es un hecho que está comenzando, hay ciertas precauciones que deben ser tenidas en cuenta, pues los ciberdelincuentes han descubierto en smartphones y tablets un paraíso en el que cometer sus fechorías.

Por este motivo debemos cuidar al máximo seguridad a la hora de utilizar esas conexiones. Pues estamos acostumbrados a utilizar programas para protegernos cuando usamos nuestros ordenadores personales, pero ¿lo estamos cuando navegamos desde nuestros smartphones y tablets?

Por un lado debemos tener en cuenta las amenazas que vienen del mismo Internet, como virus, para los que podemos elegir diversos programas antivirus en función del sistema operativo de nuestro dispositivo. En el caso de Android podemos optar por Kaspersky Mobile Security. O si somos usuarios de iOS podemos instalar VirusBarrier.

Otra amenaza que nos acecha es el malware oculto en las aplicaciones que tenemos disponibles en las tiendas de aplicaciones de los sistemas operativos. Siendo más segura la de iOS que la de Android, debido al mayor control al que someten a los desarrolladores.

También debemos asegurarnos de que los enlaces que abrimos hacen referencia a sitios conocidos o no son sospechosos, así como comprobar el remitente de los correos que nos llegan. En todo caso no abriremos los que tengan remitentes, enlaces o archivos que nos parezcan sospechosos.

Con los dispositivos móviles está cambiando nuestra forma de comprar. Ahora podemos comprar desde cualquier lugar y en cualquier momento. Por ello, debemos ser cuidadosos a la hora de elegir la forma en que pagamos. Algunos bancos y aplicaciones permiten pagar de forma segura a través de sus propias aplicaciones, como Google con su Google Wallet. Así que podemos elegir la que más nos convenza o mejor se adapte a nuestras necesidades.

No podemos tampoco olvidarnos de los más pequeños. Muchos niños disponen de un smartphone. Y si ya es complicado controlar el contenido que pueden ver en un ordenador, imaginad en un smartphone… por eso, la mejor herramienta para tener la máxima seguridad es la educación, que va a acompañarles siempre.

Educándoles en el uso responsable tanto de los propios smartphones y tablets, como en el consumo de contenido podemos estar un poco más tranquilos. Pero con la seguridad de los más pequeños nunca nos quedamos tranquilos del todo, así que podemos recurrir a aplicaciones de control de contenidos a los que acceden, igual que en el ordenador de toda la vida.

Es recomendable también el uso de contraseñas para el desbloqueo, conexión a Internet o el uso de determinados servicios que impliquen un riesgo de seguridad. Y por supuesto, utilizar contraseñas seguras y no recurrir a la matrícula del coche, cumpleaños o protagonista de nuestra película favorita.

Siguiendo estas sencillas medidas estaremos un poco más seguros, aunque la mejor medida de todas es el sentido común, el menos común de todos los sentidos.

Posted in GeneralComments (0)


PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBsaWdodGJsdWUuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0aG9yPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hdXRvX2ltZzwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fY3NzPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Zhdmljb248L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTI1NDQ4NDE1LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1iZ19oZWFkZXIuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nYXpldHRlLWVkaXRpb24vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fcmVzaXplPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3J0bmFtZTwvc3Ryb25nPiAtIHdvbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfY2Fyb3VzZWw8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd192aWRlbzwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDE4MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDI1MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RhYnM8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==