Tag Archive | "lugar de trabajo"

Cómo evitar lesiones en el trabajo


Ante todo problema de salud, la respuesta más efectiva es la prevención. A continuación, os enumeramos una serie de comportamientos, objetos y acciones que nos ayudarán a evitar lesiones en el trabajo.

-Si pasamos mucho tiempo sentados delante de un ordenador o escritorio, tenemos que cuidar tanto la postura como el equipo que nos rodea. Para evitar problemas de espalda, lo mejor es hacer reposar el cuerpo de forma uniforme sobre el respaldo y el asiento. La parte inferior de la espalda debe estar totalmente apoyada en el respaldo, sin inclinarnos hacia delante. El propio respaldo debe estar doblado hacia atrás, formando un ángulo de entre 90 y 120 grados con el propio asiento.

-Las propias sillas deben tener una serie de requisitos. Es importante que nuestro asiento tenga control de altura, amortiguador de peso y ruedas frenadas. Además, es muy importante que disponga de reposabrazos, pero deben usarse en las pausas en el trabajo: nunca para apoyar el brazo mientras se teclea.

-El ratón y el teclado deben estar en idéntico plano y a la misma altura.

-Si nuestro trabajo implica teclear, las manos son de capital importancia. La mano debe estar recta mientras escribimos (sin apoyarla en la mesa), y podemos utilizar un reposamuñecas para lograr esta posición, manteniendo las manos descansadas: evitaremos lesiones de muñeca por sobrecarga.

-Para utilizar adecuadamente el ratón, debemos apoyar sobre él la totalidad de la palma, sin girar ni torcer la muñeca al usarlo.

-Usar un teclado ergonómico puede librarnos de problemas como cansancio en el brazo, punzadas y dolor en la mano o molestias en el codo.

-El monitor del ordenador debe estar situado a menos altura que nuestros ojos y a entre 45 y 70 centímetros de nuestro rostro. Esto nos permitirá evitar lesiones de cuello y una serie de molestias de la vista, como ojos llorosos o enrojecidos.

-A la hora de levantar cargas, es importante empujar ligeramente la carga con las manos para evaluarla. También nos aseguraremos de que el material esté bien empacado: si se mueve mientras lo sostenemos puede ocasionar accidentes. A la hora de levantar peso, utilizaremos movimientos lentos y contínuos para no esforzar en exceso a los músculos de la espalda; evitaremos girar el cuerpo mientras levantamos y mantendremos la carga cerca del cuerpo. Si tenemos que transportar un peso, lo mejor es reposar la carga en el espacio entre la cintura y el hombro.

Posted in TrabajoComments (0)

La motivación en el trabajo empieza por los demás y, por tanto, por uno mismo.


Cuando se pasan tantas horas en el lugar de trabajo todo lo que sucede alrededor influye en el comportamiento de los empleados. Si hay un ambiente de estrés probablemente el empleado se sienta estresado también con sus tareas aunque no tenga motivos para ello; si los superiores reconocen y valoran su trabajo es más fácil que éste se sienta satisfecho y motivado con el mismo y así sucesivamente con una gran variedad de ejemplos que vienen a decir que, en definitiva, el entorno influye mucho en el trabajo diario.

Sin embargo, no sólo es el entorno lo que influye sino también la percepción que el empleado tiene del mismo. Un estudio de la Universidad de Nebraska-Lincoln (UNL) en Estados Unidos pone de manifiesto que los individuos que imaginan al prójimo en términos positivos, seguros y capaces muestran rasgos de tener mayor confianza en sí mismos.

Esto quiere decir que, al igual que un empleado perezoso o incompetente tendrá la misma percepción del resto de sus compañeros, alguien motivado tiene mayor capacidad para percibir del mismo modo a sus semejantes consiguiendo con ello aumentar aún más su propia motivación. En otras palabras; nuestro entorno es un reflejo de nuestros actos.

Todo está en la actitud y en el positivismo pero ¿cómo conseguirlo? Lo cierto es que todos los empleados no tienen el mismo capital psicológico, entendido éste como el conjunto de características de personalidades asociadas con la capacidad de superar los obstáculos y la tendencia a perseguir activamente las metas. Ante esto lo necesario para aumentar la productividad es la motivación por parte del empresario hacia sus empleados.

Conseguir aumentar la productividad y explotar los beneficios de una mentalidad positiva no es difícil. La mayoría de la gente no quiere decepcionar a alguien que cree en su trabajo por lo que si un trabajador se siente valorado por la empresa a la que pertenece intentará dar lo mejor de sí mismo para no decepcionarla.

De esta manera, con el aumento del rendimiento aumenta también la motivación, lo cual se reflejará en el resto de compañeros contribuyendo a la creación de un ambiente de trabajo más positivo y por tanto más productivo.

Sobre el autor:
Wiseri es un portal de empleo especializado en el sector de internet y nuevas tecnologías.

Posted in Partners, TrabajoComments (1)

¿Influye el espacio de trabajo en los trabajadores?


Todos o casi todos hemos oído hablar del famoso tobogán de Google en sus oficinas para bajar de una planta a otra. De oficinas donde tienen un futbolín par los empleados. De oficinas con sala para la siesta.

Por otro lado, también hemos oído hablar de oficinas que convertirían en confortable y luminoso el castillo del conde Drácula.

Pero no hay que ir tan al extremo. No es necesario poner un tobogán, billar o futbolín (que no estaría mal) en las oficinas para tener una influencia positiva sobre los trabajadores.

El tobogán de Google
El tobogán de Google

La propia oficina en sí, con el color de las paredes, ya puede ejercer una influencia bastante importante sobre los trabajadores. Lo ideal, es que cada trabajador, pudiera tener su propio espacio a su gusto, pero claro, los gastos para conseguirlo y el desbarajuste de oficina que puede crear lo desaconsejan.

Aunque sí se puede permitir, como en el caso de algunas empresas, que los empleados tengan algún objeto personal, fotos de familiares. Siempre que esto no interfiera en el desempeño de sus funciones ni provoque conflictos con la cultura de la empresa o los compañeros.

Por eso, hay que recurrir a espacios que faciliten la concentración, que no provoquen distracciones por la diferencia cromática (mesas negras en contraste con el papel blanco) y elementos de colores armoniosos evitando el contraste y la estridencia.

Otro factor con gran importancia en la oficina, y que suele ser foco de disputas entre frioleros y quiénes no lo son, es la temperatura. La recomendaciones generales, están entre los 17º y los 27º para los trabajos sedentarios. Para los trabajos con carga física ligera, son algo más bajos, entre los 14º y los 25º. Aunque en día con los sistemas de climatización casi se han solucionado estos problemas, una superficie acristalada demasiado grande puede convertir en una sauna un puesto de trabajo, a pesar de que las vistas sean envidiables.

Aire acondicionado en la oficina
Aire acondicionado en la oficina

Las plantas también influyen positivamente en el lugar de trabajo. Por un lado, el simple hecho de verlas, mejora el estado anímico de los trabajadores, potenciando la sensaciones positivas, el humor y transmitiendo calma, algo necesario en nuestro ajetreado día a día.

mitula plantas en la oficina
Las plantas en la oficina mejoran el clima laboral

Por otro lado, las plantas también influyen físicamente sobre nosotros, relajando la actividad del corazón y también armonizan la actividad eléctrica del cerebro.

Y de cara al aspecto empresarial que es el que nos interesa, nuestras verdes amigas provocan un aumento de la productividad unido a una mejora del clima laboral.

Pero no todo en la oficina se concentra en la vista o el tacto. El olfato, es uno de los sentidos más poderosos para evocar y provocar reacciones y sensaciones.

Determinados olores, agradables y voluntarios, tienen también influencia positiva sobre el espacio de trabajo. Aquí entra en juego la aromaterapia, que podemos aplicar para fomentar la productividad y evitar la fatiga mental, en el caso de que recurramos al aroma de limón. O conseguir fomentar la creatividad como sucedería al recurrir al sándalo.

Podemos ver que cuidando lo básico, es posible conseguir un entorno físico agradable para trabajar. En el que el mismo entorno propicie el buen clima laboral y fomente la productividad de los trabajadores.

Seguro que muchos de vosotros tenéis vuestros pequeños trucos para hacer de la oficina un lugar más agradable, y estaréis encantados de compartir con todos nosotros, a través de este blog o de nuestros perfiles en Facebook, Twitter o Linkedin.

¡Os estamos esperando!

Posted in TrabajoComments (3)


PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBsaWdodGJsdWUuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0aG9yPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hdXRvX2ltZzwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fY3NzPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Zhdmljb248L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTI1NDQ4NDE1LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1iZ19oZWFkZXIuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nYXpldHRlLWVkaXRpb24vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fcmVzaXplPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3J0bmFtZTwvc3Ryb25nPiAtIHdvbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfY2Fyb3VzZWw8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd192aWRlbzwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDE4MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDI1MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RhYnM8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==