Tag Archive | "Google +"

Convierte tu web en una aplicación móvil


“La web está muerta.” Esta fue uno de las afirmaciones más revolucionarias de 2011 en Internet que se lanzó desde Wired.

Como dicen en el artículo, cada vez se pasa más tiempo en Internet, pero no navegando por diferentes webs que veíamos antes, sino  a través de aplicaciones.

La explicación es sencilla, con el aumento de las conexiones en los dispositivos móviles, las aplicaciones han desplazado a las webs en las pantallas pequeñas.

¿Significa esto que nuestra web, en la que hemos dedicado tanto tiempo y esfuerzo para subir nuestros productos, para diferenciarnos de todos, ya no sirve de nada?

Por suerte no, este esfuerzo es muy válido y útil, porque a pesar de lo anterior la web sigue teniendo un gran peso. Y lo mejor de todo, podemos transformar nuestra web en una aplicación móvil sin demasiado sufrimiento.

Para ello, existen diferentes servicios que transforman nuestra web en aplicaciones para Android o iOS, los sistemas operativos dominantes en el mercado de las aplicaciones. Aunque necesitamos saber algo de inglés para poder hacer la conversión.

AppGeyser

Utilizando sus servicos con tan sólo unos clics podemos generar la aplicación de Android de nuestra web a partir de la url. En el vídeo podéis ver cómo funciona.

Tenemos también otras opciones en las que podemos convertir nuestra web a aplicaciones de Android, iOS y Windows Phone. Así, podremos aprovechar y preparar en un mismo sitio las aplicaciones que necesitamos.

AppMakr

AppMakr nos ofrece la posibilidad de crear una aplicación para iPhone, con posibilidad de poder personalizar el diseño y la opción de poder ganar algo de dinero a través  de publicidad en la misma aplicación.

En el siguiente vídeo podéis ver cómo funciona y lo que podemos conseguir, esta vez, centrado en aplicaciones para iOS.

AppsBuilder

Es otra opción en la que podemos además crear una aplicación de nuestra web para Chrome, el navegador de Google. Podemos elegir la opción gratuita en la que se mostrará publicidad, y una versión de pago en la que no se mostrará publicidad. En el siguiente vídeo podéis ver lo que podemos llegar a hacer.

Posted in GeneralComments (8)

Una cámara bajo el mar, una red social y un final feliz.


Son muchas las voces que se alzan en contra de las redes sociales porque piensan que sirven para aislar a la persona y gradualmente se está perdiendo el cara a cara.

Con las redes sociales lo que se ha conseguido es un cambio en la forma en que nos comunicamos. Ya no es necesario compartir el sofá para ver el mismo vídeo, o pasarse album para las fotos de las vacaciones. Todo eso puede hacerse ahora sin compartir tiempo ni espacio.

Podemos así también ampliar nuestra red de contactos. O si no tanto las personas que tratamos directamente, sí que nuestro mensaje llegue más lejos. Hace un par de años la distancia entre cualquier persona del planeta era de 6 puntos, hoy debido a Facebook se ha reducido a 4,74.

Esto ha hecho posible historias en las que podemos ver que que la tecnología no ha aislado al hombre. Al contrario, le ha ayudado en un buen propósito.

Un ejemplo de ello es la historia protagonizada por Markus Thompson, un fotógrafo profesional que haciendo fotos submarinas encontró una cámara de fotos Canon en el fondo del mar en el puerto de Deep Bay, en Canadá. Markus rescató la cámara y pudo acceder a la tarjeta de memoria. Pudo ver unas fotos familiares y rápidamente sin pensarlo en su perfil en Google + comenzó a buscar al dueño de la cámara para devolverle la tarjeta, y con ella, una parte de sus recuerdos.

En menos de un día, Markus consiguió localizar al dueño y devolverle su tarjeta. Con la alegría que supuso para el mismo Markus, el dueño de la cámara y los usuarios que colaboraron a ello en la red social.

Foto de la cámara por Markus Thompson – https://plus.google.com/104277202662943073951/posts

Otro ejemplo de la utilidad de las redes sociales para luchar contra los delitos y encontrar a quienes los perpetran.

El propietario de un restaurante en Melburne, Australia lo sabe bien. Después de que unos jóvenes se fueran sin pagar, se puso manos a la obra y tras consultar unos perfiles en Facebook localizó a unos de los jóvenes. El propietario del restaurante contactó con el jefe del joven, que curiosamente trabajaba también en un restaurante, lo que supuso su despido inmediato. Tras esto, el joven, avergonzado, pagó la factura pendiente.

Parece ser que las redes sociales son un medio más para canalizar las ganas de ayudar del ser humano, dando lugar cada día a historias que devuelven la confianza en los demás.

Posted in GeneralComments (3)


PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBsaWdodGJsdWUuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0aG9yPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hdXRvX2ltZzwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fY3NzPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Zhdmljb248L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTI1NDQ4NDE1LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1iZ19oZWFkZXIuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nYXpldHRlLWVkaXRpb24vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fcmVzaXplPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3J0bmFtZTwvc3Ryb25nPiAtIHdvbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfY2Fyb3VzZWw8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd192aWRlbzwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDE4MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDI1MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RhYnM8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==