Ahora es más fácil recuperar tu contraseña

Con la cantidad de cosas que tenemos en la cabeza es muy fácil que alguna se nos olvidé, y además suele ser siempre alguna que solemos necesitar.

Una de las cosas que más solemos olvidarnos, son las contraseñas. Teniendo en cuenta que necesitamos contraseñas para encender el teléfono, sacar dinero en el cajero, la alarma de casa… y eso sin encender el ordenador, pues el usuario medio de Internet memoriza 10 contraseñas

En mitula sabemos que cuando buscas casa, coche o trabajo lo que te importa es poder hacer una búsqueda con buenos resultados, y además, que puedas guardarlos. Así que olvidar la contraseña no puede ser un obstáculo para ello.
Por eso, hemos simplificado nuestro sistema de recuperación de contraseña.

Tres sencillos pasos son necesarios para ello:

1. Haz clic en “¿Ha olvidado la contraseña?” (Esta frase puede variar en función del país desde el que nos visites, pero siempre está en el mismo sitio en la página).

2. Rellena la casilla con el e-mail con el que registraste para que podamos enviarte a esa dirección tu contraseña.

3. Haz clic en “Enviar”. Este es el último paso. En unos instantes recibirás un email de mitula con tu contraseña.

Una vez que tienes de nuevo la contraseña en tu correo, ya puedes entrar en nuestro sistema y guardar los anuncios que más te han gustado.

Escrito en Noticias mitulaCommentarios (1)

Una cámara bajo el mar, una red social y un final feliz.

Son muchas las voces que se alzan en contra de las redes sociales porque piensan que sirven para aislar a la persona y gradualmente se está perdiendo el cara a cara.

Con las redes sociales lo que se ha conseguido es un cambio en la forma en que nos comunicamos. Ya no es necesario compartir el sofá para ver el mismo vídeo, o pasarse album para las fotos de las vacaciones. Todo eso puede hacerse ahora sin compartir tiempo ni espacio.

Podemos así también ampliar nuestra red de contactos. O si no tanto las personas que tratamos directamente, sí que nuestro mensaje llegue más lejos. Hace un par de años la distancia entre cualquier persona del planeta era de 6 puntos, hoy debido a Facebook se ha reducido a 4,74.

Esto ha hecho posible historias en las que podemos ver que que la tecnología no ha aislado al hombre. Al contrario, le ha ayudado en un buen propósito.

Un ejemplo de ello es la historia protagonizada por Markus Thompson, un fotógrafo profesional que haciendo fotos submarinas encontró una cámara de fotos Canon en el fondo del mar en el puerto de Deep Bay, en Canadá. Markus rescató la cámara y pudo acceder a la tarjeta de memoria. Pudo ver unas fotos familiares y rápidamente sin pensarlo en su perfil en Google + comenzó a buscar al dueño de la cámara para devolverle la tarjeta, y con ella, una parte de sus recuerdos.

En menos de un día, Markus consiguió localizar al dueño y devolverle su tarjeta. Con la alegría que supuso para el mismo Markus, el dueño de la cámara y los usuarios que colaboraron a ello en la red social.

Foto de la cámara por Markus Thompson – https://plus.google.com/104277202662943073951/posts

Otro ejemplo de la utilidad de las redes sociales para luchar contra los delitos y encontrar a quienes los perpetran.

El propietario de un restaurante en Melburne, Australia lo sabe bien. Después de que unos jóvenes se fueran sin pagar, se puso manos a la obra y tras consultar unos perfiles en Facebook localizó a unos de los jóvenes. El propietario del restaurante contactó con el jefe del joven, que curiosamente trabajaba también en un restaurante, lo que supuso su despido inmediato. Tras esto, el joven, avergonzado, pagó la factura pendiente.

Parece ser que las redes sociales son un medio más para canalizar las ganas de ayudar del ser humano, dando lugar cada día a historias que devuelven la confianza en los demás.

Escrito en GeneralComentarios (3)

Mini mejor que pequeño

La obsesión por las cosas pequeñas nos lleva cada día a ver cosas más útiles y sorprendentes. Hoy el turno le toca a Cotton Candy un prototipo de miniordenador del tamaño de un pendrive creado por FXI.

Sólo tiene dos conexiones un puerto usb y otro hdmi, entrada y salida respectivamente. Y además se puede conectar por bluetooth y wifi. Tiene también un lector de tarjetas micro sd que hace las veces de disco duro. Aunque teniendo la opción de trabajar en la nube no será necesaria demasiada memoria.

Para poder usarlo lo único que necesitamos es una pantalla con un puerto usb a la que poder conectarlo, pues se alimenta del aparato en el que se conecta.

Y como complemento para poder escribir desde cualquier lugar, tenemos iPazzPort un miniteclado bluetooth que no ocupa mucho más que una tarjeta de visita y que podremos llevar cómodamente en el bolsillo junto al Cotton Candy.

Aunque tenemos ordenadores ya en el mercado no mucho más grandes que una caja de bombones, el Cotton Candy les deja atrás. Sin cables, sin enchufes… ¡y realmente fácl de llevar!

Y también nos deja la posibilidad de aprovechar mucho mejor el espacio. Por ejemplo, podemos utilizar el espacio que ocupan nuestros ordenadores actuales, para poner unas plantas, que siempre dan un toque de alegría.

 

Escrito en GeneralCommentarios (1)

Navega seguro desde tu dispositivo móvil

Con la masificación de los teléfonos móviles, fue necesaria la introducción de nuevas funciones que hicieran destacar los modelos sobre los de la competencia.

Poco a poco llegaron el aviso por vibración, el color aterrizó en las pantallas, se eliminó la antena exterior, el Bluetooth hizo posible la conexión a otros dispositivos…  y ahora, con la posibilidad de conectarnos a Internet a través del móvil ha cambiado no sólo el diseño o las características técnicas de los dispositivos, sino también la forma en que lo utilizamos, nos comunicamos e incluso compramos, incluso el nombre, pues ahora al móvil se le llama smartphone.

Para hacernos una idea del estado actual del volumen de datos y negocio de Internet móvil, podemos echar un vistazo a este estudio de Cisco, según el cual, entre 2010 y 2015 el consumo de Internet en dispositivos móviles (smartphones y tablets), crecerá un 92% anual en el caso de los smartphones. Si hablamos de las tablets, la cifra, hay que agarrarse, podría ser 206 veces mayor de la actual.

Está previsto que exista una conexión móvil por cada habitante del planeta en apenas 5 años, con lo que, si los calculos no fallan estaríamos hablando de 7.200 millones de dispositivos móviles conectados.

En 2015 habrá un dispositivo móvil conectado por cada habitante del planeta.

Ante tal avalancha y debido a que aún es un hecho que está comenzando, hay ciertas precauciones que deben ser tenidas en cuenta, pues los ciberdelincuentes han descubierto en smartphones y tablets un paraíso en el que cometer sus fechorías.

Por este motivo debemos cuidar al máximo seguridad a la hora de utilizar esas conexiones. Pues estamos acostumbrados a utilizar programas para protegernos cuando usamos nuestros ordenadores personales, pero ¿lo estamos cuando navegamos desde nuestros smartphones y tablets?

Por un lado debemos tener en cuenta las amenazas que vienen del mismo Internet, como virus, para los que podemos elegir diversos programas antivirus en función del sistema operativo de nuestro dispositivo. En el caso de Android podemos optar por Kaspersky Mobile Security. O si somos usuarios de iOS podemos instalar VirusBarrier.

Otra amenaza que nos acecha es el malware oculto en las aplicaciones que tenemos disponibles en las tiendas de aplicaciones de los sistemas operativos. Siendo más segura la de iOS que la de Android, debido al mayor control al que someten a los desarrolladores.

También debemos asegurarnos de que los enlaces que abrimos hacen referencia a sitios conocidos o no son sospechosos, así como comprobar el remitente de los correos que nos llegan. En todo caso no abriremos los que tengan remitentes, enlaces o archivos que nos parezcan sospechosos.

Con los dispositivos móviles está cambiando nuestra forma de comprar. Ahora podemos comprar desde cualquier lugar y en cualquier momento. Por ello, debemos ser cuidadosos a la hora de elegir la forma en que pagamos. Algunos bancos y aplicaciones permiten pagar de forma segura a través de sus propias aplicaciones, como Google con su Google Wallet. Así que podemos elegir la que más nos convenza o mejor se adapte a nuestras necesidades.

No podemos tampoco olvidarnos de los más pequeños. Muchos niños disponen de un smartphone. Y si ya es complicado controlar el contenido que pueden ver en un ordenador, imaginad en un smartphone… por eso, la mejor herramienta para tener la máxima seguridad es la educación, que va a acompañarles siempre.

Educándoles en el uso responsable tanto de los propios smartphones y tablets, como en el consumo de contenido podemos estar un poco más tranquilos. Pero con la seguridad de los más pequeños nunca nos quedamos tranquilos del todo, así que podemos recurrir a aplicaciones de control de contenidos a los que acceden, igual que en el ordenador de toda la vida.

Es recomendable también el uso de contraseñas para el desbloqueo, conexión a Internet o el uso de determinados servicios que impliquen un riesgo de seguridad. Y por supuesto, utilizar contraseñas seguras y no recurrir a la matrícula del coche, cumpleaños o protagonista de nuestra película favorita.

Siguiendo estas sencillas medidas estaremos un poco más seguros, aunque la mejor medida de todas es el sentido común, el menos común de todos los sentidos.

Escrito en GeneralComentarios (0)

Tu currículum vitae 24 horas disponible

Las redes sociales no son sólo un espacio para compartir y comentar fotos con los amigos. Son también un espacio en el que las empresas han comenzado a interactuar con los usuarios.

No nos estamos refiriendo a las promociones o los juegos creados con intenciones comerciales. Sino a cómo las empresas buscan a sus trabajadores cada vez más en las redes sociales.

Ahora es más fácil llegar hasta los candidatos, ver sus trabajos, su experiencia, su formación…

En una palabra, su currículum vítae es mucho más accesible y permite conseguir información que hace no mucho era más costosa conseguir.

Por eso, el aspirante, tiene ante sí una oportunidad única para diferenciarse.

Siempre ha existido la posibilidad de adaptar el currículum vítae no sólo al puesto que se deseaba cubrir si no también a la empresa. Hoy es más fácil, rápido y apenas supone un gasto.

Existen herramientas gratuitas para poder generar un currículum vítae atractivo. Aunque no debemos olvidar que lo más importante es el contenido y es lo que más atención requiere.

Una vez decidido el contenido, lo mejor es crear un currículum vítae en línea. Así, estará disponible las 24 horas para poder ser consultado desde cualquier lugar.

Una forma fácil es recurrir a una red social profesional. La más importante es Linkedin. Aquí además de subir nuestro currículum vítae podremos participar en grupos, como el de mitula, crear una red de contactos, recibir mensajes…

Para una opción mucho más atractiva visualmente podemos recurrir a re.vu, una página donde tenemos dos opciones. Por un lado podemos rellenar nuestro datos y a partir de ellos crearán nuestro currículum vítae. Y por otro, podemos crear nuestro currículum vítae cargando los datos desde nuestro perfil de Linkedin.

Pero esto está al alcance de cualquiera. Y nosotros queremos destacar. Y para ello recurrimos a un currículum vítae en línea diferente.

Es el que más trabajo requiere pero el que mejores resultados ofrece. Uno de los ejemplos más famosos es del de Graeme Anthony, un relaciones públicas inglés, cuyo videocurriculum dio la vuelta al mundo y sorprendió por utilizar Youtube como una herramienta para buscar trabajo.

Como vemos, la mejor forma que tenemos para encontrar un trabajo es ser diferentes. Y del mismo modo, buscar talento de forma diferente puede ahorrar mucho tiempo en la búsqueda del candidato y llegar a ese candidato con el que sólo habíamos podido soñar.

Escrito en TrabajoCommentarios (1)

Coches de película en mitula

Hay objetos que el cine y la televisión han colocado en la categoría de deseo.

El cine ha hecho que determinados objetos se conviertan en objetos de culto y deseo. Junto a la televisión han sido una fuente de creación de modas.

Por ejemplo la camiseta, que pasó de ser una prenda de ropa interior a una muestra de rebeldía. Todo gracias a James Dean en la película Rebelde sin causa.

Cine y televisión no influyen únicamente en la moda.

Los objetos que aparecen en las películas son también objeto de deseo. Son normales las subastas de objetos aparecidos en películas con precios que cortan la respiración. Y son también normales, en los últimos años, las series numeradas para coleccionistas.

Y algunos de los objetos más deseados de películas y series son los coches. Incluso en algunas películas y series los coches son los protagonistas.

En nuestro vertical de coches puedes encontrar muchos de estos coches alrededor de todo el mundo.

Uno de los más conocidos, es el “Coche Fantástico” o KITT, un Pontiac Trans Am de 1982. Que podemos encontrar en España  o en México.

El “Coche Fantástico” o KITT

Otro de los coches míticos de películas de los 80 es el Delorean MC de Regreso al Futuro. Que fue convertido en máquina del tiempo. En este caso, podemos encontrar un Delorean en Holanda o en Estados Unidos.

The DeLorean Time Machine in “Back to the Future” – Fabien1309 -

Si dejamos los 80 y volvemos la vista 20 años atrás nos encontramos con Herbie. Herbie es un Volkswagen Beetle de 1963 pintado en blanco perla. Que durante 40 años ha estado protagonizando películas y hasta una serie de televisión. Este coche, podemos encontrarlo desde Alemania hasta Argentina.

Festival de Cannes 2005 : Cocinelle

Entre los 60 y 80, encontramos un coche mítico, que incluso ha dado pie a una película de Clint Eastwood, Gran Torino. En este caso, este muscle car tiene que sufrir las persecuciones típicas de un coche policía.  Este fue el coche de la serie Starky y Hutch, famoso por su línea blanca, podéis encontrarlo en Canadá, , Francia e Italia entre otros países.

                    

 

Y estos son sólo cuatro de los coches de película que tenemos disponibles en el vertical de coches de mitula. Más adelante os iremos trayendo más coches de película. Y lo mejor de todo, coches que podéis encontrar en realidad, porque quién sabe si el año que viene estarás conduciendo uno de ellos.

Escrito en MotorComentarios (3)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBsaWdodGJsdWUuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0aG9yPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hdXRvX2ltZzwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fY3NzPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Zhdmljb248L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTI1NDQ4NDE1LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1iZ19oZWFkZXIuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nYXpldHRlLWVkaXRpb24vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fcmVzaXplPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3J0bmFtZTwvc3Ryb25nPiAtIHdvbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfY2Fyb3VzZWw8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd192aWRlbzwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDE4MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDI1MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RhYnM8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vYmxvZy1lcy5taXR1bGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==